febrero 19, 2021/Press, Sin categorizar

Los demócratas de Texas Julián Castro, Joaquín Castro, Marc Veasey, Sheila Jackson Lee, Sylvia García, Gilberto Hinojosa y los texanos afectados por esta crisis organizan una rueda de prensa virtual para hacer responsable el liderazgo republicano fallido de los últimos 20 años y por la crisis actual en Texas

AUSTIN, Texas – El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, es el peor gobernador en la historia moderna de Texas. Ya sea por el huracán Harvey, la pésima respuesta al COVID-19, la lenta distribución de vacunas, o ahora, su incapacidad para planificar y responder adecuadamente a esta crisis energética, Greg Abbott falla una y otra vez para hacer su trabajo. Y para empeorar las cosas, su prioridad consiste en pasar la culpa constantemente en lugar de buscar soluciones que ayuden a los texanos. Es emblemático del liderazgo republicano débil e ineficaz que ha gobernado Texas durante las últimas dos décadas. 

 

Para ver la conferencia de prensa completa, haga clic aquí.

 

El presidente del Partido Demócrata de Texas, Gilberto Hinojosa, dijo lo siguiente: 

“Parece que durante el último año los texanos han estado en un estado constante de estrés tanto físico como emocional, pero también económicamente. La gente ha tenido miedo, ha estado molesta, ha estado enojada, ha estado ansiosa y, sobre todo, ha estado consternada por lo que está sucediendo en Texas. Y una gran razón por la que esto está sucediendo es por el liderazgo republicano fallido en este estado. Comenzó con la crisis de COVID-19 que se volvió mucho peor de lo que debería haber sido debido a Greg Abbott y el liderazgo republicano fallido en este estado, que rápidamente convirtió a Texas en el estado número uno en números de infecciones y muertes de COVID-19. Y luego, sin siquiera habernos recuperado de eso, vivimos esta otra crisis que fue causada por el liderazgo ineficaz de este estado, una crisis que todos entendieron que iba a pasar si no hacíamos algo al respecto. Pero en el intento del liderazgo republicano de tratar de dejar a un lado a Texas como un estado que podría manejar su propio problema, dejamos a la gente de este estado vulnerable. Bueno, lo descubrimos cuando intentas manejar las cosas por tu cuenta. Permite que una red eléctrica que no está protegida se rompa hasta el punto en que millones de personas hayan sufrido. Esto podría haberse evitado si los republicanos que dirigen este estado hubieran sido responsables y hubieran mostrado un poco de visión para tratar de proteger a la gente de nuestro gran estado. Lo mejor de nuestro estado es nuestra gente, no nuestros líderes como Ted Cruz, quien está dispuesto a marcharse e ir de vacaciones. Las elecciones tienen consecuencias y el pueblo texano está experimentando las consecuencias de los últimos 20 años.”

 

El congresista Joaquín Castro dijo lo siguiente: 

“Como todos han visto, este es un desastre humanitario; millones de personas se han quedado sin luz y sin agua. Muchos han tenido graves daños a sus propiedades debido a tuberías rotas. Las estimaciones son que el daño a la propiedad por esta tormenta de invierno puede ser peor que el del huracán Harvey. Nada de esto tenía que pasar. Ha habido una total falta de preparación del sistema de poder estatal. Escribí una carta a la Comisión de Servicios Públicos y ERCOT hace unos días y no recibimos básicamente ninguna respuesta. Todas esas personas deberían ser reemplazadas. El gobernador Abbott le ha fallado al pueblo de Texas. Cada vez que hay un desastre o una crisis en Texas, el gobernador se esconde. Ha habido una falta absoluta de liderazgo de arriba hacia abajo. El gobernador no ha movilizado dinero para los días difíciles para lidiar con esto como lo hizo durante el huracán Harvey. Ha habido una absoluta falta de liderazgo. Ha sido abrumador los últimos días. Estoy sorprendido de que un senador de los Estados Unidos se fuera de Texas durante un tiempo de crisis para unas vacaciones en la playa. 

“Queremos trabajar a nivel federal para integrar nuestra red eléctrica. Estamos ayudando a retirar fondos de ayuda federal de FEMA. Pero esto va a tomar mucho tiempo para reconstruirse.”

 

El congresista Marc Veasey dijo lo siguiente: 

“Esta semana en nuestro estado tuvimos millones de personas que vivían en la oscuridad y el frío en temperaturas bajo cero. Teníamos familias que tenían que acurrucarse bajo varias mantas. Tuvimos hospitales que tenían dificultades para mantener las luces prendidas y tener agua fresca. Tuvimos un número récord de personas que recibieron tratamiento debido a la intoxicación por monóxido de carbono porque solo estaban tratando de mantener el calor dentro de sus casas. 

“Dejemos una cosa clara, esto se pudo prevenir porque durante un año los republicanos de Texas le dieron la espalda al hecho de que la energía de Texas no podía manejar temperaturas extremas y nuestra red estaba literalmente a minutos de un colapso total. Podría habernos mantenido en la oscuridad durante semanas, sino meses. Y son los republicanos los culpables de esto. Los republicanos no quieren gastar el dinero que necesitamos gastar para asegurarnos de que nuestra infraestructura pueda soportar estas temperaturas extremas, sabíamos que esto podría suceder porque sucedió en 2011. Nuestra dependencia de una potencia aislada sin medios para recibir energía de los estados vecinos es simplemente irresponsable. 

“A principios de esta semana vimos a Greg Abbott y otros republicanos de Texas culpando casi en forma de caricatura al Green New Deal (el nuevo acuerdo verde), cuando no tenemos el Green New Deal en Texas, ellos (los republicanos tienen el control del estado) han sido los que están a cargo del estado.»

 

La congresista Sheila Jackson Lee dijo lo siguiente:

“Cuán desesperada es la situación cuando escuchas que los paramédicos encuentran personas congeladas hasta la muerte en sus camas o que están hablando por teléfono con alguien que intenta rescatar a un padre mayor para que no mueran en la noche. Tenemos que ver esta situación actual como un fracaso de liderazgo de 20 años cuando este estado ha sido dirigido por republicanos. 

“ERCOT fue organizado en 1970 para evitar y socavar las necesidades de la gente de Texas para garantizar que no tuvieran supervisión federal. Cuando llamé al Departamento de Energía, me indicaron que tenían las manos atadas porque Texas diseñó deliberadamente su red de energía para que fuera autónoma, regodeándose de la cantidad de energía que tenían y no compartiéndola con los estados vecinos y no siendo parte de un sistema de transmisión integrado que lo haría permitido que otros estados nos transfirieron energía durante este tiempo de necesidad en Texas.

«¿Por qué sucedió esto? Es porque teníamos un sistema gubernamental fallido que no dirigió a ERCOT para asegurar que tuviéramos climatización de las plantas de energía, sin turbinas eólicas congeladas y gas permaneciendo en el suelo.»

 

Anna y Michael Méndez, residentes de Austin, dijeron lo siguiente:

“Somos de Austin, Texas. Perdimos nuestra luz el lunes a las dos de la mañana. Estuvimos sin electricidad durante más de 62 horas a temperaturas de un solo dígito con nuestro hijo de diez años. Fue duro. Con COVID-19 ya estábamos aislados pero cuando estás en el frío y la oscuridad te hace darte cuenta de lo aislados que estás. Nos sentimos abandonados. Literalmente, sentimos que nuestros líderes estatales nos dejaron en el frío. Vivimos cerca de un cinturón verde y afortunadamente pudimos recolectar suficiente madera. Mi esposa y mi hijo dormían mientras yo permanecía despierto toda la noche, agregando leña al fuego cada hora. Nadie estaba preparado para esto y nos sentimos absolutamente abandonados”.

 

El exsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Julián Castro, dijo lo siguiente:

“Nuestros líderes estatales les han fallado a los texanos, no solo en los últimos días, sino durante décadas. Este desastre natural, esta crisis que experimentamos fue prevenible, pero durante años los líderes republicanos ignoraron la necesidad de acondicionar el equipo para el invierno en las plantas de energía y en su lugar instalaron un sistema que permita la subida de precios. Estamos en un lugar donde millones de texanos han sufrido molestias y, en algunos casos, han muerto. Necesitamos asegurarnos de que la Legislatura de Texas responsabilice a los que están en el poder. Eso es lo que estamos enfrentando en Texas — una crisis de liderazgo que ha tenido consecuencias en el mundo real para todas las personas en el estado. Necesitamos asegurarnos y poner el gobierno en manos de personas que se preocupan por el buen gobierno. Porque en el caso del gobernador Abbott, el vicegobernador Dan Patrick o el senador Ted Cruz, no es así. Nos fallarán todo el tiempo porque no les importa hacer su trabajo.»

###