febrero 11, 2021/Press, Sin categorizar

Los demócratas de Texas exigen acción por parte del gobernador Greg Abbott con respecto a la pandemia de COVID-19 en el condado de Webb y en todo Texas

AUSTIN, Texas – El día de hoy, El Partido Demócrata de Texas y el Partido Demócrata del Condado de Webb organizaron una rueda de prensa virtual con líderes comunitarios para discutir la gravedad de la pandemia del COVID-19 en el condado de Webb y para exigir acción por parte del gobernador Greg Abbott y ayuda en forma de más vacunas y recursos para nuestra comunidad.

 

Para ver la conferencia de prensa completa, haga clic aquí.

 

El presidente del Partido Demócrata de Texas, Gilberto Hinojosa, dijo lo siguiente:

“Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, los mexicoamericanos que viven en el sur de Texas, particularmente entre Laredo y el Valle del Río Grande, han estado sufriendo la peor parte de este virus hasta tres veces más que sus contrapartes blancas. Los mexicoamericanos también representan un tercio de las 72,000 muertes por COVID-19 en Texas. La verdad es que las comunidades fronterizas han sido desatendidas por el desastroso plan del COVID-19 del gobernador Greg Abbott e incluso su lanzamiento de la vacuna. Y aunque el COVID-19 no creó las desigualdades en este estado, lo ha intensificado de formas que hoy vemos claramente.

“En el sur de Texas, necesitamos un plan de distribución para la vacuna contra el COVID-19 que aborde las disparidades entre los afrotexanos y los texanos de ascendencia latina en lo que respecta a nuestros resultados en la lucha contra esta pandemia. Ayer, el Presidente Biden anunció los sitios de vacunación masiva en Texas, pero necesitamos que uno de ellos esté ubicado en el sur de Texas. Biden nos está enseñando un liderazgo verdadero. Juntos exigimos acción y responsabilidad por dejar que el sur de Texas y Laredo se las arreglen solos».

 

El congresista Henry Cuéllar dijo lo siguiente:

“El Estado de Texas no ha estado listo para hacer su trabajo en cuanto a la distribución de vacunas contra el COVID-19. Laredo ha sufrido bastante durante esta pandemia. El problema ha sido que bajo la administración de Trump, la vacuna se enviaba desde Washington a Austin, en lugar de en los brazos de quienes más la necesitan. No debería tener que rogarle a la oficina del gobernador que les lleven las vacunas al sur de Texas».

 

La presidenta del Partido Demócrata del condado de Webb, Sylvia Bruni, dijo lo siguiente:

“Una de las razones por las que amo a nuestro Partido Demócrata de Texas es que realmente creemos que cuando hacemos las cosas juntos es mucho mejor que cuando hacemos las cosas solos. El ayuntamiento de la ciudad de Laredo fue una de las primeras ciudades en implementar cierres de salud y mandatos de enmascaramiento. Y luego vimos la resistencia, teníamos un presidente en Washington que estaba decidido a minimizar el virus. Y antes de que nos diéramos cuenta, teníamos un gobernador que estaba dispuesto a llevarse todas las herramientas que las ciudades estaban usando para mantenerse a salvo. El mes pasado, el New York Times informó que la ciudad de Laredo, a nivel nacional, tuvo los incidentes más altos de COVID-19 per cápita. Hay una gran brecha en lo que la ciudad está dispuesta a hacer por Laredo”.

 

El regidor de la Ciudad de Laredo, Distrito 4, Alberto Torres, Jr. dijo lo siguiente:

“Esta ha sido una pandemia implacable que ha afectado a todos los sectores de nuestro gobierno local. Sabíamos que teníamos desafíos por delante como una comunidad fronteriza. Fuimos la primera ciudad del país en implementar un mandato de máscara con multas sin orientación del Estado. Los datos mostraron que las iniciativas funcionaron hasta que, por supuesto, el gobernador nos quitó nuestros poderes, lo cual fue imprudente. Pronto, los números de COVID-19 de nuestra ciudad se aumentaron extraordinariamente y no han bajado desde entonces. Los sitios de vacunación masiva están llegando a Texas, pero NINGUNO de esos sitios están en el sur de Texas. Es obvio que el gobernador Abbott está jugando a la política cuando se trata de la distribución de vacunas».

 

La regidora de la ciudad de Laredo, Distrito 8, Alyssa Cigarroa dijo lo siguiente:

“Laredo y las ciudades de la frontera han visto los peores resultados con respecto a esta pandemia. Las familias temen ir a los hospitales. Vemos que nuestros trabajadores de la salud y nuestros héroes de primera línea están viendo cómo una generación entera es despojada de sus padres. Mientras estamos aquí abogando por Laredo, este es un problema que está afectando a los latinos en todo el estado y el país y es moralmente irresponsable seguir dejando que nuestra gente muera por muertes evitables”.

 

El médico Ricardo Cigarroa dijo lo siguiente:

“Desde el comienzo de esta pandemia he dicho que no iban a ser los hospitales, los médicos o las enfermeras los que resolvieran este problema. Solo hay dos cosas que nos ayudarán a superar el problema; cuarentena y vacunas. La cuarentena ha resuelto todas las plagas de la historia, es solo sentido común y necesitamos volver al sentido común. Al gobernador; Debería darte vergüenza. Laredo ha sido el lugar número uno en Texas por los números de COVID-19 durante un mes y el lugar número uno en los Estados Unidos, qué vergüenza. Es repugnante lo que está pasando con nuestro proceso de vacunación y que no quepa duda de que la frontera ha sido el hijo bastardo de Texas”.

###